Pues finalmente parece que voy a poder darle un poco de actividad a la web nuevamente. Ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que publiqué algo por aquí. Han sido alrededor de dos años en los que entre la crisis y otros asuntos personales apenas he podido mantener mi actividad normal, no he podido desplazarme a los distintos eventos tanto como hubiera querido ni he estado en disposición de poder dedicarme tan a fondo como me hubiera gustado. A lo sumo llegaba a compartir algo por Facebook o retwiteaba algo, pero más que nada era por evitar abandonar totalmente esto. Me he perdido exhibiciones, festivales, a duras penas he conseguido spottear un poco (por no decir nada)… El tener la cabeza en otros asuntos me ha hecho dejar pasar cantidad de noticias y temas sobre los que en su momento podía haber escrito algo, pero lo iba dejando hasta que ya no valía la pena ponerse a ello. El no estar al pie del cañón me ha hecho incluso reducir (cuando no perder totalmente) el contacto con muchas personas del mundillo.

Sin embargo, aunque mi situación no es que haya cambiado demasiado, creo que llega un momento en que hay que obligarse a retomar las viejas costumbres para mantener un poco la normalidad. Está claro que en ocasiones es fácil perder las ganas de hacer cosas, pero cuando la situación se prolonga tanto tiempo, una de dos, o se hace un esfuerzo por levantarse o al final uno termina por olvidarse de cómo se hacía. Es como diría mi cuñada, “me encuentro mal, pero salgo a la calle igual… y que se jooorobe mi dolor de cabeza”. Ciertamente no estoy en condiciones de volver a mi actividad de hace unos años, a aquellas ocasiones de pasar varios días de voluntario en un festival dándome la paliza, a hacerme una ida y vuelta de dieciseis horas en coche para ver una exhibición de treinta minutos un fin de semana… pero nada debería impedirme conservar las ganas y hacer lo que pueda, aunque sea poco.

De momento he dado un lavado de cara a la web, he unificado un poco todo para no andar con direcciones separadas, he retirado secciones a las que no hacía demasiado caso o no aportaban nada y trataré de potenciar otras. Todavía me quedan cosas por pulir, pero se irá haciendo sobre la marcha, no hay prisa y prefiero ir poco a poco que agobiarme de golpe intentando dejarlo todo perfecto. Los contenidos más o menos seguirán como siempre. Es cierto que no podré centrarme en mi idea original de ir mostrando cosas desde “el otro lado de la valla” (ahí tardaré en recuperar mi ritmo anterior), pero al menos trataré de seguir con mis comentarios y mis explicaciones kilométricas para no iniciados. Ya lo he dicho más de una vez, no pretendo sentar cátedra ni me dirijo a expertos (de entrada porque no lo soy), seguramente alguien más entendido pueda corregirme más de una y más de dos veces. Mi idea principal es llegar a esa gente que siente alguna curiosidad puntual o empieza a picarle el gusanillo de la aviación. Todos conocemos a alguien que en algún momento se acerca y nos dice eso de “oye, tú que entiendes de aviones, ¿sabes por qué tal y tal… ?”, cuando escribo alguna entrada suelo hacerlo pensando en que me dirijo a esa persona. También puede que intente hacer entradas algo más cortas, quien me conoce sabe que la capacidad de síntesis no es mi fuerte precisamente, de hecho no es la primera vez que alguien me dice que me enrollo mucho, aunque por otra parte hay cosas que no las puedes desarrollar en diez lineas. Sí que a veces puede que haga entradas breves, enseñando algún video, poniendo algunas fotos… pero en lo tocante a exponer algún tema creo que hay cosas que para entenderlas medianamente hay que sentarse a leer un rato. Tampoco me interesa demasiado un público que no sea capaz de destinar cinco minutos a aprender algo, prefiero a alguien que, sin tener tanta curiosidad como para leerse un tratado de aeronáutica, no le importe leer una o dos páginas por simple curiosidad. Hay artículos en la prensa del corazón o en la deportiva que seguro que son igual o más largos que los míos y la gente se los lee de cabo a rabo. Es sólo una cuestión de gustos e interés.

Así que nada más. Espero que en esta ocasión no pierda el fuelle y pueda ir yendo a más. Por supuesto cuento con la colaboración de los lectores, siempre estoy abierto a comentarios, sugerencias, críticas… siempre que se hagan con coherencia y desde el respeto, claro está. Del mismo modo que me gusta compartir lo poco que sé, también me gusta aprender de quien sabe más que yo.

Un abrazo.

Cessna despega

3 respuestas a Volviendo al tajo

  • JESUS PEREZ ORTIN dijo:

    Ánimo.
    Sólo (un) dos comentario(s), quizás porque me siento muy identificado, decirte que todo en esta vida es un problema de “ACTITUD”. No desfallezcas.
    Perdón, si quieres borra mi comentario, pero corrige por favor:
    “Así que nada más. Espero que en esta ocasión no pierda el fuelle y pueda ir llendo a más”
    Me gusta más “yendo”

    • admin dijo:

      Para nada borrarlo, al contrario. Un error es un error, a veces a uno le patina la neurona tecleando, jeje. Gracias por la correción… y por los ánimos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Twitter